Convivencia Vial: Urge Política Pública Específica

LCV 1

Fotografía: Christián Moreno Mondaca

 

Convivir, significa vivir en compañía del otro. Cuando uno comparte una casa, lo primero que hace es distribuir los espacios (los de uso exclusivo y los de uso común). También se definen reglas mínimas, que aseguren el bienestar, con deberes y derechos. Y todo ello, con el fin de generar las condiciones básicas para garantizar el goce de la vivienda y un grata compañía entre los involucrados.

Pues bien, desde el año 2013 en adelante (fecha en que se genera el primer estudio normativo: Análisis Normativo de la Bicicleta), Chile optó por hacer explícito que el uso de las vías debe ser abordado desde el punto de vista de la convivencia. Las vías se han transformado en un bien escaso y altamente demandado por los ciudadanos. Es por ello, que no sólo en Chile, sino en el mundo entero, se están implementando regulaciones para mejorar la convivencia en ellas.

Lo interesante de este ejercicio público y ciudadano, es que las vías no son monopolio de un usuario en específico, sino que, muy por el contrario, son muchos los tipos de usuarios que requieren hacer uso de ellas. Por lo tanto, la vía pasa a ser como la casa que se comparte. El desafío es cómo avanzamos en un proceso constructivo, inclusivo, armónico y sustentable.

Iniciar esta aventura, debe ir de la mano con implementar derechamente una política pública específica. Y es mejor reconocerlo desde ahora. Porque no se trata de una norma más, es un marco regulatorio, que ha venido gestándose desde hace años, y que viene a cambiar conductas y formas de vida, por lo tanto, su éxito se basa en la implementación de una parrilla de acciones y labores compartidas entre el sector público, privado, la academia y la ciudadanía.

En este contexto, se requiere con urgencia un discurso de Estado, porque esta materia no es de exclusiva responsabilidad del Ministerio de Transportes (MTT). Un rol importante, por ejemplo, lo tiene el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), el cual no ha estado muy presente en los debates de los últimos días. Y de igual forma, se echa de menos el rol del Ministerio Secretaría General de la Presidencia (MINSEGPRES), cuya misión contempla: “promover una mayor apertura de canales de participación en la generación e implementación de políticas públicas en los ministerios y servicios públicos”.

Cabe hacer presente que, desde el año 2015, la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, promulgada por el MINVU, define como Vía al “espacio destinado a la circulación de vehículos motorizados y no motorizados y/o peatones”. Esta definición es muy importante para el debate actual, porque pocos son conscientes que cuando nos referimos a ellas debemos incluir la totalidad del espacio público asociado, es decir: veredas, aceras, bandejones y calzadas.

Del mismo modo, dicha norma MINVU, define como Acera, a la “parte de una vía destinada principalmente para circulación de peatones, separada de la circulación de vehículos.»

Por lo tanto, el rayado de cancha es claro, y desde hace varios años. La calzada es para los vehículos y las aceras para los peatones. Ahora bien, si ello no se ve factible en algunos lugares o condiciones, habrá que preocuparse de hacer los ajustes específicos. Pero no por que existan problemas puntuales se va a detener la estrategia general. Todo cambio de comportamiento pasa por contar con reglas claras y generales desde el origen, y eso en Chile ya está.

En definitiva, la ciudadanía y todos los tomadores de decisión deben aceptar y trabajar considerando que los cambios que la Ley de Convivencia Vial ha hecho explícitos no son nuevos, responden a una necesidad real irrenunciable, y por sobre todo, debe tener rango de política pública.

Si bien para muchos, el escenario actual se percibe como complejo, la verdad es que ello no es así. Como nunca, el tema ha pasado a cobrar relevancia nacional, existen muchas autoridades públicas y ciudadanas que han tomado un rol protagónico en su generación y en los debates, en donde el Congreso Nacional también ha jugado un rol clave. También ayudan los acuerdos internacionales suscritos por el país, en materias de urbanismo, sustentabilidad y Cambio Climático.

Todo lo dicho, constituye el momento perfecto para convocar a una Mesa de Trabajo Nacional, Interministerial, Público-Privada-Ciudadana, para generar y promulgar, en el más breve plazo, una Política Pública de Convivencia Vial. Tener este instrumento es vital, porque permite la entrada en escena del MINSEGPRES y la participación concertada, coordinada y sistematizada de todas las entidades públicas involucradas. Así, se sinergian los planes, programas y proyectos de inversión pública; y se evita también que el cien por ciento de la responsabilidad y la vocería recaiga sobre el Ministerio de Transportes. Seguir así es injusto e ineficiente.

Publicado por

hernanchile

Climate Reality Leadership Corps Member|ingeniero|exp planif #movilidad #bicicleta #caminata|Grte en @ConsultoraUYT|cantante semiprof|Miembro @RedCiudadFutura

Un comentario en «Convivencia Vial: Urge Política Pública Específica»

  1. Sin duda que la importancia de la Convivencia Vial es relevan y, concuerdo con lo que Hernan expresa. Pero, no es menos cierto que cuando el estado actua con diversos organos, quedando la sociedad civil, supeditada a lis “expertos”, quedando el sentido comun, del ciudadano comun, aquel que usa la acera, o la calzada, porque no tiene otra opción; jamás es tomado en cuenta y menos su opinión eecuchada y, generalmente es hacia quién se dirigen las politicas publicas y este no participa ni en su generacion y mucho menos en su ejecución. No es con la participacion de mas estado, cuando se dice que mas otros órganos del estado deben estar y, esto claramente lleva a la inequidad de la participación del cuidadano comun, que siente solamente debe obedecer lo que otros piensan, lejos de sus problemas cotidianos. Tambien es importante tener en cuenta que Santiago no es chile, que tenemos muchos kilómetros de caminos sin acera y en donde la vision es solo la facilidad al motorizado, quedando fuera el peaton y otros medios de transporte (recordarles que todavia circulan medios de tracción animal en los pueblos y cuidades de chile). Debemos abogar por participacion igualitaria y no con la falta de simetria que hoy tenemos. En todos los ámbitos de participación política

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s